Término de búsqueda

Monitorización de lubricantes

Descripción del producto
Monitorización de lubricantes

La vida nominal del lubricante utilizado es el factor determinante para la duración de vida útil del rodamiento. Para la monitorización puede utilizarse, en función de la aplicación, un sensor de grasa o un sensor de aceite. El lubricante puede rellenarse o cambiarse a tiempo, antes de que se origine un daño.

GAMA DE PRODUCTOS RELACIONADOS
Monitorización de lubricantes Wear Debris Check

Wear Debris Check

Los contadores de partículas de este tipo permiten detectar con antelación el desgaste en mecanismos industriales sometidos a grandes esfuerzos mediante las partículas inherentes al aceite. Es posible localizar en el aceite las partículas de desgaste que pueden indicar el posible fallo del mecanismo, con una antelación de varios meses. La monitorización de las partículas en el lubricante permite identificar los daños a tiempo, lo que ayuda a evitar los daños secundarios y a reducir los tiempos de paradas no programadas. Para ello se monta el contador de partículas de aceite en el caudal secundario del engrase por circulación del mecanismo delante del filtro, o en un circuito separado.

Las aplicaciones típicas del FAG Wear Debris Check son, por ejemplo, los mecanismos de equipos utilizados en la explotación de materias primas, reductores planetarios en aerogeneradores o unidades de propulsión de barcos.

El contador de partículas las siguientes propiedades:
  • monitorización de la cantidad de partículas en el aceite
  • clasificación de las partículas según metales férreos y no férreos
  • clasificación de las partículas según el tamaño
  • opción de integración en un sistema de monitorización online para enlazar los datos de las partículas con los de las vibraciones

Cuando se combinan los productos de monitorización de aceite con los de monitorización de vibraciones, es posible detectar con antelación los posibles daños en mecanismos engrasados por circulación y determinar la causa de los mismos. De esta manera se pueden evitar las paradas no programadas de producción o daños consecuentes.

Monitorización de lubricantes: GreaseCheck

GreaseCheck

El sensor de grasa tiene un diámetro de 5 mm y se monta en un agujero del alojamiento, a la menor distancia posible del rodamiento. El sensor está sumergido en el lubricante. El sensor de grasa proporciona una medición óptica del contenido de agua, la turbidez y el desgaste térmico y mecánico así como de la temperatura de la grasa directamente en el rodamiento. Esta información se transmite a la unidad de análisis conectada por cable. La unidad de análisis genera información sobre el estado de la grasa a partir de las mediciones y la transmite como señal analógica, de forma rápida y sencilla.

En el pasado, el reengrase de los rodamientos se realizaba en función del tiempo. Se calculaban las cantidades de grasa y los intervalos de lubricación. Gracias a la utilización del sensor de grasa ahora se puede reengrasar en función del estado del lubricante.

Gracias al sensor de grasa obtenemos:
  • lubricación adaptada a la necesidad
  • menores costes de lubricante
  • prevención de las paradas no programadas
  • costes reducidos de mantenimiento
  • menores costes de la instalación.
Compartir página

Schaeffler aplica la política de cookies para garantizar un uso óptimo. Si continua visitando esta página web, usted acepta implícitamente la aplicación de cookies. Más información

Aceptar