Término de búsqueda

Schaeffler en la Hannover Messe 2019 (Pabellón 22, stand D43) Lubricación óptima en todo momento: Períodos de funcionamiento de las máquinas más prolongados y menores costes de mantenimiento con una inversión mínima

Pressrelease Stage Image
La gama completa de Schaeffler DuraSense, el sistema de reengrase automático basado en cargas y requerimientos para sistemas de guiado lineal (sistema con recirculación de cuatro hileras de bolas KUVE, sistema con recirculación de rodillos RUE, y sistema con recirculación de seis hileras de bolas KUSE).

26/03/2019 | Sant Just Desvern

Schaeffler ofrece el sistema de reengrase automático e inteligente DuraSense basado en los requerimientos para sistemas con recirculación de rodillos y de bolas. Un sensor integrado monitoriza las condiciones de lubricación de la unidad lineal. Ahora es muy sencillo parametrizar y poner en funcionamiento el sistema utilizando el software de configuración. Un análisis pormenorizado revela que las ventajas van mucho allá de la función de reengrase en sí.

Determinados equipos auxiliares caen en el olvido una vez completada su puesta en servicio, incluidos los sistemas de lubricación. Si no se produce ningún fallo inesperado, en general nadie cuestiona los intervalos y las cantidades de lubricación que se han definido inicialmente. En este contexto, un suministro de lubricante basado en los requerimientos y las cargas, que se puede conseguir con Schaeffler DuraSense, ofrece un potencial enorme para ampliar los períodos de funcionamiento de las máquinas y reducir los gastos de mantenimiento. Este innovador sistema incluye un carro con sensores integrados y desarrollados específicamente para esta aplicación, y una unidad electrónica de evaluación que permite conectar hasta siete sensores para monitorizar las condiciones de lubricación de los carros. Durante un período definido de funcionamiento de referencia, las condiciones de lubricación de cada carro se registran continuamente a partir de la energía de vibración emitida y estas condiciones se comparan con un valor límite conocido como "indicador de lubricación". Si se excede este valor límite, se iniciará el reengrase.

Tres opciones de reengrase
Schaeffler DuraSense proporciona tres maneras diferentes de efectuar el reengrase. En su versión básica de desarrollo, el sistema se puede utilizar para monitorizar, evaluar y, si es necesario, optimizar los sistemas de reengrase manual o de reengrase por intervalos. En este caso, los sensores DuraSense y el sistema de reengrase son independientes entre sí.

En la versión automática, los sensores de Schaeffler DuraSense y el sistema de lubricación están conectados en un único bucle de control. Se omiten los intervalos fijos de lubricación y el sistema de lubricación solo se activa de acuerdo con el indicador de lubricación. Los sistemas de lubricación adecuados incluyen tanto productos de Schaeffler como los lubricadores automáticos Concept2 y Concept8, y los sistemas centrales de lubricación.

Los impulsos de lubricación se pueden activar de dos maneras distintas. La primera es que la unidad de evaluación suministre señales de activación de 24 V a cada uno de los siete canales. Las salidas de 24 V se pueden conectar tanto a las unidades de reengrase como al sistema de control de la máquina. La segunda opción, como alternativa a las señales de 24 V, permite que el indicador de lubricación emita una señal de 4-20 mA para cada uno de los siete canales. Con esta variante es posible monitorizar continuamente las condiciones de lubricación, ajustar las funciones de reengrase con mayor flexibilidad y utilizar la señal para realizar análisis complementarios, como calcular la duración de vida nominal residual. Además de estas dos salidas analógicas, Schaeffler DuraSense también incluirá protocolos de bus de campo a partir del segundo semestre de este año. Así, cualquiera podrá configurar la selección de las salidas y el tipo y la cantidad de carros utilizando un nuevo programa de software.

Múltiples ventajas con una estructura sencilla de sistema
Schaeffler DuraSense previene con fiabilidad tanto la lubricación insuficiente como la excesiva, ahorra hasta un 30% de lubricante en condiciones de carga óptima y reduce el porcentaje de fallos causados por la contaminación. Esto último se debe al hecho de que, si en el carro penetran partículas extrañas debido a la contaminación o está contaminado por un medio líquido, se activarán los impulsos de lubricación el tiempo que sea necesario para eliminar la contaminación del carro. Sin este bucle de control, el sistema de guiado lineal seguirá funcionando con la contaminación en el contacto de rodadura hasta el siguiente intervalo de lubricación programado, con lo que sufrirá los daños incipientes correspondientes o incluso daños más graves.

Schaefler DuraSense también detecta con fiabilidad los fallos del sistema de reengrase, por ejemplo, debido a unidades de reengrase defectuosas, tubos flexibles con fugas o engrasadores obstruidos, mediante la correlación de los impulsos de reengrase y las consiguientes señales de vibración. No se requiere una monitorización compleja con sensores de presión como los que se utilizan en los sistemas de lubricación centralizados. De este modo, el nuevo sistema protege de manera óptima incluso sistemas muy interconectados contra las costosas paradas de actividad no programadas.

Editor: Schaeffler Iberia S.L.U.
País de publicación: España

Medios relacionados
Descargas

Notas de prensa

Paquete (nota de prensa + medios)

Compartir página

Schaeffler aplica la política de cookies para garantizar un uso óptimo. Si continua visitando esta página web, usted acepta implícitamente la aplicación de cookies. Más información

Aceptar