Término de búsqueda

Notas de prensa

CMBlu y Schaeffler colaboran en el desarrollo y la industrialización de baterías redox de flujo orgánico como sistema de almacenamiento de energía a gran escala

Pressrelease Stage Image
El Dr. Peter Geigle, CEO de CMBlu, y el Prof. Dr.‐Ing. Peter Gutzmer, Deputy CEO y CTO de Schaeffler AG, han firmado el acuerdo de colaboración para el desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía a gran escala.

30/12/2018 | Alzenau, Herzogenaurach

  • CMBlu ha investigado la novedosa tecnología renovable de almacenamiento "Organic Flow", que se basa en recursos orgánicos renovables ilimitados, y la ha desarrollado como prototipo
  • El almacenamiento de energía orgánica se basa en la sustancia natural lignina, que es un producto residual que se obtiene en cantidades suficientes a partir de la producción de papel y pulpa
  • CMBlu y Schaeffler han firmado un acuerdo para colaborar en el desarrollo y la producción de sistemas de almacenamiento de energía a gran escala

CMBlu Projekt AG y Schaeffler AG han anunciado la firma de un acuerdo de desarrollo conjunto (joint development agreement, JDA) para colaborar en la producción de sistemas de almacenamiento de energía a gran escala. Durante los cinco últimos años, CMBlu ha desarrollado como prototipo, en colaboración con grupos de investigación de universidades alemanas, la novedosa tecnología renovable de almacenamiento 'Organic Flow' para redes eléctricas. Sobre esta base, Schaeffler y CMBlu desarrollarán y fabricarán conjuntamente productos comerciales que serán distribuidos por CMBlu. El objetivo de ambas empresas asociadas consiste en realizar una contribución sustancial a un suministro eléctrico seguro, eficiente y sostenible en todo el mundo.

Las baterías de flujo orgánico se pueden utilizar con flexibilidad como unidades estacionarias de almacenamiento de energía en la red eléctrica, contribuyendo así al equilibrio entre la generación y el consumo. La tecnología tiene diversas aplicaciones, como por ejemplo, en el almacenamiento intermedio de energías renovables o la nivelación de cargas punta en las plantas industriales. Otro campo de aplicación es la infraestructura de carga para la electromovilidad. Como almacenamiento intermedio, las baterías contribuyen a auxiliar las redes eléctricas de media tensión, que ya no deberán actualizarse para absorber cargas adicionales. En última instancia, una infraestructura de carga descentralizada para vehículos eléctricos solo será posible con sistemas de almacenamiento de energía potentes y escalables, como las baterías de flujo orgánico.

La tecnología subyacente es similar al principio de las baterías de flujo con reacción redox convencionales. La energía eléctrica se almacena en compuestos químicos que forman electrolitos en una solución acuosa. A diferencia de los sistemas convencionales basados en metales, para el almacenamiento se utilizan moléculas orgánicas derivadas de la lignina. La lignina se puede encontrar en todas las plantas, como los árboles o las hierbas. Es una fuente natural renovable y se extrae como producto residual en la producción de pulpa y papel en cantidades de millones de toneladas. Ello garantiza que la lignina sea una materia prima constantemente disponible para los sistemas de almacenamiento de energía a gran escala.

Todos los componentes electrotécnicos del convertidor de energía han sido adaptados a estos electrolitos y mejorados para una producción masiva rentable. Toda cadena de valor de las baterías se puede realizar a nivel local. No hay dependencia de las importaciones de países concretos. Además, los sistemas de baterías de flujo orgánico no utilizan tierras raras o metales pesados, no son inflamables y, por lo tanto, funcionan de manera muy segura. Debido a su principio de funcionamiento, la capacidad de los sistemas de flujo orgánico se puede ampliar, con independencia de la potencia eléctrica, y solo está limitada por el tamaño de los tanques de almacenamiento y la cantidad de electrolitos.

"La naturaleza ha desarrollado métodos muy eficientes y seguros para almacenar energía durante miles de millones de años. Estamos muy orgullosos de poder aplicar este principio a los sistemas de almacenamiento de energía a gran escala. Para ello, utilizamos recursos renovables ilimitados. En consecuencia, habilitamos sistemas de almacenamiento de energía muy grandes y rentables. Con Schaeffler AG hemos conseguido un socio internacional y experimentado para la industrialización y la producción de nuestros sistemas, lo que nos permitirá enfrentarnos a los retos globales en el contexto de la transición energética", dice el Dr. Peter Geigle, CEO de CMBlu.

"Celebramos mucho poder participar con nuestros conocimientos en el campo de la tecnología de recubrimiento y la producción masiva en el interesante futuro campo del almacenamiento estacionario de energía de CMBlu. Con esta colaboración, Schaeffler se posiciona en otro campo tecnológico innovador. Los sistemas de almacenamiento a gran escala previstos se ajustan perfectamente a nuestra estrategia de la "Movilidad del mañana", en la que tenemos en consideración toda la cadena energética y ofrecemos soluciones", dice el Prof. Dr.‐Ing. Peter Gutzmer, Deputy CEO y CTO de Schaeffler.

En lo referente a la industrialización, CMBlu ha firmado un acuerdo de colaboración a largo plazo con Schaeffler para desarrollar sistemas de almacenamiento de energía a gran escala con el objetivo de proporcionar productos preparados para el mercado. En la siguiente fase, CMBlu establecerá la cadena de suministro completa, incluyendo todos los productos previos de otros socios industriales. Además, se ha implementado una producción de prototipos en Alzenau. CMBlu ya ha firmado contratos con clientes de referencia para implementar proyectos piloto seleccionados durante los próximos dos años. Los primeros sistemas comerciales están previstos a partir de 2021.


Sobre CMBlu
CMBlu Projekt AG es una de las empresas líderes del mundo en el campo de las baterías de flujo orgánico que se utilizan como unidades de almacenamiento de energía en las redes eléctricas. CMBlu desarrolla, en colaboración con los principales grupos universitarios y socios industriales, la tecnología clave para una transición energética sostenible y proporciona una infraestructura de carga para la electromovilidad a nivel nacional. En la actualidad, en la sede central de CMBlu, ubicada en Alzenau, cerca de Fráncfort del Meno, Alemania, trabajan 70 empleados. En este emplazamiento también hay uno de los mayores centros de I+D del mundo para sistemas de flujo orgánico.

Editor: Schaeffler Technologies AG & Co. KG
País de publicación: España

Medios relacionados
Descargas

Notas de prensa

Paquete (nota de prensa + medios)

Compartir página

Schaeffler aplica la política de cookies para garantizar un uso óptimo. Si continua visitando esta página web, usted acepta implícitamente la aplicación de cookies. Más información

Aceptar