Sistemas de desembrague

Cilindro esclavo

 
 
 
 
 

Los cilindros esclavos para embragues de LuK tienen una larga vida útil y características de baja fricción gracias al especial diseño de la junta central, que cuenta con un refuerzo de plástico, y a la utilización de lubricantes especiales. Existen dos tipos de cilindros esclavo:

Cilindros esclavo concéntricos hidráulicos
Los cilindros esclavo concéntricos se instalan en el envolvente del cambio donde el cilindro hidráulico encierra el eje primario. Son fáciles de instalar y ajustan automáticamente el recorrido del muelle del diafragma durante el desgaste del embrague. Las carcasas se fabrican casi exclusivamente de plástico resistente a las altas temperaturas y, en la actualidad, raramente son de aluminio. El diseño integrado, en el que el tubo guía y la carcasa son de moldeo por inyección en una pieza es particularmente robusto. En los vehículos híbridos y en los sistemas de accionamiento de embrague automático se puede instalar un sensor de carrera en el lateral de la carcasa. El rodamiento de desembrague está equipado con un elemento elástico axial para reducir la fricción o con una junta cardán para evitar la vibración causada por los defectos geométricos.

Cilindros esclavo semihidráulicos
LuK fabrica los denominados cilindros esclavo semihidráulicos para transmisiones accionadas mediante palanca. Las carcasas son siempre de plástico y los cilindros se protegen de la contaminación con fuelles de goma. En la carcasa se puede integrar un tornillo de purga para purgar el sistema o suministrarse como solución económica en el conector del tubo de presión. Disponemos de un sistema con sensores de carrera para sistemas de accionamiento automático.