SAC 1

SAC 1

 
 
 

Potencia bajo el capó del motor sin potencia al pisar el pedal del embrague.
En principio, existe una relación lineal entre altos pares de giro del motor y la fuerza con la que es necesario accionar el embrague. No se puede esperar que la fuerza con la que el conductor pisa el pedal del embrague aumente proporcionalmente con la potencia del motor y, por lo tanto, del par de giro. Para ello, ofrecen soluciones los innovadores conceptos de embrague de LuK.

El principal objetivo en el desarrollo de nuevos sistemas de embrague para turismos es la reducción de la fuerza que se debe aplicar sobre el pedal. La clave principal de esta evolución es el desarrollo e introducción en el mercado del embrague autoajustable SAC (Self Adjusting Clutch) de LuK. El SAC ya se ha impuesto en el mercado y permite que, para muchos vehículos de gran potencia, la fuerza de accionamiento del pedal del embrague sea razonable, sin que para ello sean necesarios complejos y caros sistemas de asistencia. El sistema presenta, además, un gran potencial de desarrollo para futuros requerimientos. Se puede decir que se está un paso más cerca de construir embragues sin fuerza/energía relevante de actuación sobre el pedal.

Descripción del funcionamiento del embrague autoajustable SAC (Self Adjusting Clutch)
En los embragues, la fuerza que se va a aplicar es prácticamente proporcional a la fuerza de compresión o al par de giro del embrague. Para mayores pares de giro del motor se necesitan mayores fuerzas a aplicar. En los embragues convencionales de turismos, hay un factor de 4 entre la máxima fuerza que se va a aplicar sobre el pedal del embrague y la fuerza de compresión, si bien la fuerza que se va a aplicar llega a aumentar, a lo largo de la vida útil del vehículo, hasta en un 40 %.

Aplicando el principio del equilibrio de fuerzas y un mecanismo automático de compensación del desgaste, el embrague autoajustable SAC modifica notablemente la relacion entre el par de giro del motor que se ha de transmitir y la máxima fuerza que se va a aplicar sobre el pedal, hasta hacer esta fuerza muy pequeña
Para la utilización del principio del equilibrio de fuerzas en el embrague SAC, se utilizan dos fuerzas elásticas que ya estaban presentes. Por un lado está el sistema elástico de forros, el cual va situado entre los forros en el disco de embrague y, por el otro lado, el diafragma cuya línea ha sido modificada de tal manera que se de una relación máxima fuerza-mínima relación.

Dado que al accionar el embrague sobre las puntas del diafragma, ambas fuerzas actúan en sentido contrario, sólo es necesario aplicar la diferencia de fuerzas entre la fuerza del diafragma y la de los forros. En combinación con una línea característica del diafragma muy degresiva (fuerza máx.-mín. relación) y una línea característica de los forros ajustada, es posible alcanzar fuerzas a aplicar sobre el pedal muy bajas en el "nuevo punto operativo" Si se modifica el punto operativo del embrague, por ejemplo, hacia la izquierda, en dirección al máximo del diafragma, la fuerza que se aplica aumenta excesivamente. En la realidad esto sucede debido al desgaste del forro del disco, que hace que aumente la fricción en la salida y el cambio de marchas. Por este motivo, se desarrolló un mecanismo de compensación del desgaste. Para las duras condiciones de la carcasa del plato de presión, se ha impuesto el uso del sistema con un sensor de fuerza, por medio de un segundo diafragma (diafragma-sensor) y un anillo de ajuste, de acero, entre diafragma y carcasa del plato. El anillo de ajuste forma, por un lado, el punto de apoyo para el diafragma y, por el otro, se apoya el mismo en la carcasa del embrague mediante escalones. El anillo de ajuste es presionado, en la dirección de la circunferencia, mediante 2 ó 3 pequeños muelles de compresión. El diafragma-sensor sirve de sensor mecánico para la reducción del desgaste y se ajusta de tal manera que, cuando aumenta la fuerza que se va a aplicar, debido al desgaste, el diafragma se desplace en dirección al motor cuando sea accionado. De este modo queda liberado el anillo de ajuste y puede girarse relativamente hacia la carcasa del plato de presión. De este modo, el diafragma sigue el desgaste del forro en el disco de embrague y el punto operativo del embrague permanece constante. Otra ventaja a tener en cuenta es que, de este modo, se puede alargar la vida útil del embrague en hasta un 50 %.