Aplicaciones

Horno de galletas

Los rodamientos autolineables están disponibles para aplicaciones que deben ser resistentes a las altas temperaturas (hasta +250° C).
 
 

Los rodamientos en los hornos de galletas tienen que funcionar con fiabilidad a temperaturas de hasta +200° C. La tendencia va hacia soluciones libres de mantenimiento y sin reengrases. Los rodamientos con pestaña y los rodamientos de agujas con grasa especial para altas temperaturas se utilizan en las placas porta-galletas y garantizan una fiabilidad durante años.